Ir al contenido principal

LA IGLESIA - 05.- Buscando el verdadero modelo para la iglesia de Jesús







Hoy en día muchas denominaciones aseguran ser o tener el modelo ejemplar de la iglesia de Jesucristo. De hecho, ya dando por sentado ser la iglesia ideal o modelo, tal estructura es débil por falta de humildad.  Por ejemplo, un articulo publicado en internet que fue titulado como: “María como imagen y modelo de la iglesia”[1] El autor de este articulo dice que se induce para escribirlo en un enunciado del Concilio Vaticano II[2].  En este escrito, su autor presenta a María, en primer lugar, como modelo de fe; seguidamente como modelo de caridad, y luego como modelo de unión con Cristo.  En resumen, María sería el modelo de confianza que Dios presenta para fortaleceré la fe de los miembros de esa iglesia.  También María es la que nos entrega la dadiva o regalo, Jesús, su hijo, y con Él nos trae su amor, su paz, su alegría. Y además que ella está unida a Jesús en el martirio y ofrece al Padre su vida junto a la de Jesús para salvación de la humanidad.[3]

Otro ejemplo que quiero citar es el modelo de la iglesia cristiana “no-teísta” dentro de un protestantismo liberal. El líder de este movimiento es un sacerdote austríaco de 66 años de nombre Helmut Schüller.  Schuller está siguiendo los pasos del protestantismo liberal, aunque no está de acuerdo en todo.  Líderes como este, culminan en medio de su lógica, declarándose a si mismo “como un cristiano no-teísta.” Tal como lo expresó  Gary Hall, el párroco de la Catedral Nacional de Washington.

Podría citar a muchos más que han tratado de crear el ideal de una iglesia “perfecta” con bases imperfectas y humanas. Yo lo que veo en este panorama una cosmovisión de competencia entre lideres que solo causan divisionismo en el pensamiento humano de cómo, donde y cuando debo adorar, y peor aun, a un dios que ya no pueden ni reconocer, si es que alguna vez lo conocieron realmente.  Estos lideres, mujeres u hombres, son personas individualistas, solo miran a conveniencia de si mismos y producen cambios, ideas, que solo a ellos le son convenientes.  Todo esto me recuerda una moderna parábola que dice que: “cierto hombre, que naufragó en una isla desierta, y que al ser rescatado después de años de vivir solo, cuando los rescatadores llegaron a la playa solitaria donde se encontraba este hombre, le preguntaron cómo había podido sobrevivir solo tanto tiempo.   -    El les empezó a explicar la forma en que había explorado la isla, descubriendo las fuentes de agua potable y alimentación que existían, construyendo una choza para albergarse de las fuertes tormentas tropicales que repentinamente azotaban la isla. ¡De hecho! -exclamó- desde aquí pueden ver mi casa. Señaló hacia la cresta de una colina cercana, donde se veían tres pequeños edificios hechos de materiales rústicos. La primera de ellos es mi casa, dijo el hombre. ¿Cuál es el segundo edificio? le preguntaron. Esa es la iglesia donde adoro al Señor, dijo. ¿Y el tercer edificio? Esa es la iglesia a la que asistía antes.”  No estaba sino solo él en la isla, y por lo que se ve ya había producido una división imaginaria en su corazón.  Ese mismo espíritu de divisionismo se ha infiltrado en las Iglesias, denominaciones, organizaciones religiosas; esto también paso en Corinto, cuando los hermanos de la iglesia en aquella región de Asia Menor se alineaban con uno o con otro líder, como si fueran competidores. Pablo insiste en que son colaboradores, no competidores. Pablo lo advierte en 1 Cor. 3:1-9 y concluye en que somos colaboradores, porque construimos sobre una sola fundación, Jesucristo, el Hijo de Dios.

Entonces, ¿cuál es el verdadero modelo para la iglesia de Jesús?

Evidentemente, la respuesta es obvia, el modelo es Jesús, son sus enseñanzas, su ejemplo, sus normas, sus procedimientos y Él plasmó todo eso en hombres que discípulo, formando en ellos su propio carácter.  Y esos hombres trasmitieron esas enseñanzas del Maestro a otras personas, hombres y mujeres que juntos formaron la iglesia que el SEÑOR había fundado sobre si mismo “¡tu eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!”[4].

La iglesia modelo de Jesucristo se construye
sobre el fundamento correcto

Pablo lo declara en 1 Corintios 3:11: "Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (v. 11). La única fundación sólida y firme para la edificación de la Iglesia es Jesucristo, y ¿las razones?
o   Fue Jesús en la cruz quién recibió la ira de Dios a causa de nuestros pecados.
o   Fue Jesús quién pagó en la cruz nuestra deuda de pecado con Dios, y
o   Es en Jesús crucificado donde el pecador puede hallar perdón.
Hoy en día enfrentamos la gran tentación de esquivar la cruz de Jesús, o de sustituirla con algo que pueda ofender un poco menos a la sociedad. Al hombre moderno la cruz le parece una tontería o una trivialidad. Frente a tal actitud, nos sentimos tentados a cambiar el mensaje de la cruz por un mensaje de optimismo, un mensaje terapéutico o animador y conformar así una iglesia light donde no se nos haga tan difícil observar las exigencias del Maestro.
Enfrentamos la tentación de convertirnos en expertos en auto-superación, en lugar de predicadores de la cruz. Desde un principio, lo hemos sabido: "La palabra de la cruz es locura a los que se pierden" (1 Corintios 1:18a). No nos debe de sorprender que nos llamen locos.
Pastor por este motivo, asegúrate siempre de construir sobre la fundación correcto. No olvides que tu primera función como siervo del Señor es llevar a las personas a la cruz, allí donde Cristo espera al pecador. No hay otra fundación. Ahora bien, si has elegido la fundación correcta, asegúrate de lo siguiente

La iglesia modelo de Jesucristo se construye
con los mejores materiales
El verso 12 de 1 Corintios 3 nos da a entender que la obra de construcción se puede hacer con diferentes materiales. Algunos usarán oro, plata, piedras preciosas: materiales de valor y de buena calidad. Otros usarán madera, heno, hojarasca: materiales baratos y de baja calidad.  En realidad, puedes engañar a muchos con la calidad de tu construcción, si quieres hacerlo.  Puedes servir a Dios de una forma que llama la atención, que hace que todos te halaguen, y que sin embargo se basa en materiales de baja categoría. Me explico, los materiales que tenemos en vista son:
o   La enseñanza y la interpretación de la Palabra,
o   El testimonio de la vida que damos,
o   El esfuerzo que dedicamos a nuestro servicio al Señor.
Podemos construir con materiales baratos, y sin embargo engañar a muchos.  Cuenta un pastor que en cierta ocasión, iba entrando a una tienda cuando notó algo insólito. La entrada de esta tienda quedaba sostenida por varias columnas de un tamaño y grosor impresionantes. Parecían muy sólidas. Sin embargo, al acercarse, se dio cuenta de que había una pequeña ranura en la superficie de una de las columnas que me permitía observar su interior.  Para su sorpresa, ¡la columna estaba llena de espuma! Esta columna tan impresionante tenía toda la fuerza del unicel (El poliestireno o polietileno expandido (EPS) es un material plástico espumado, derivado del poliestireno o polietileno y utilizado en el sector del envase y la construcción para rellenar). Las columnas sólo servían de adorno; no sostenían nada.  Bueno, de igual manera, nosotros podemos impresionar a muchas personas, sin realizar una construcción sólida y firme.  Y hablando de columnas, dice en Apocalipsis 3:12 “Al que salga vencedor lo convertiré en columna del templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí. Sobre él escribiré el nombre de mi Dios y el de su ciudad, es decir, de la nueva Jerusalén que desciende del cielo de mi Dios, y también mi nuevo nombre.”  Esta preciosa promesa está dada solo a cristianos que siguen a Jesús. Pastor, líder, ¿Sigues tu a Jesucristo? O solamente te has conformado con invitarlo a tu corazón.  A los que siguen a Jesús, esta promesa tiene condiciones para alcanzarla, y tal condición es: versículos 10-11 – “Por cuanto has obedecido mi mandamiento de ser perseverante, yo también te protegeré a la hora de la prueba, la cual vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a cuantos habitan en la tierra. Ya pronto vengo. Lo que tienes, no lo sueltes, y nadie te quitará tu corona.”  Jesús promete que serás una Columna en el Templo de Dios, ¡Comienza ya! ¡Comprométete si miedo! Tienes dones para hacer la obra de Jesucristo, eso no lo dudes, tu mismo eres un don para la iglesia (Efe. 4:8-13)[5].  Esos dones son material que debes usar para ayudarte a construir, pero son solo para ayudarte a construir.  No maquilles tu vida espiritual para que se vea diferente a la realidad, no rellenes de unicel tu columna, usas tus dones y gana a nuevos discípulos.  Puede hacer muchas cosas bien y ser muy eficiente en tus responsabilidades, pero esos no son los mejores materiales de construcción. He conocido personas en mis 30 años de carrera ministerial que se preocupan más por la apariencia que por la realidad. La impresión que dan de su iglesia dista enormemente de la realidad que en ella se vive. Creo que no están construyendo con los mejores materiales.

¿Cuáles son los mejores materiales?  La lista de todos los materiales es: “…oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca…” Seis materiales a usarse, Los materiales no son simbólicos de obras morales o inmorales, de obras buenas o malas, tampoco de obras caritativas.  Los materiales son símbolo de personas traídas por la predicación del evangelio y colocadas sobre el “fundamento” del “edificio de Dios”, donde forman parte de la estructura espiritual, y esto, pastor, sumado a tu servicio al Señor que es la cabeza de la iglesia, ¿por qué tenemos esta interpretación?   Leamos juntos 1 Pedro 1:6-7 y este apóstol nos dará una luz importante en esta interpretación, dice: “Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones; pero cuando la fe de ustedes sea puesta a prueba, como el oro, habrá de manifestarse en alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo se revele. El oro es perecedero y, sin embargo, se prueba en el fuego; ¡y la fe de ustedes es mucho más preciosa que el oro!” entonces, para ser “salvo”, es preciso soportar el “fuego de prueba” ¡NO!.  Lo que dice el apóstol es que esta acción es necesaria para ser afligido “en diversas pruebas”, y estas pruebas son para la fe lo que es el fuego para el oro, a saber, agentes de purificación.

Los materiales también simbolizan tu confianza en Dios que es el oro que no se mide por tus obras, ellas solo revelan tu relación con Dios y con los hombres, tu relación mala o buena no te dan salvación, ésta se logró en la cruz.  Tu no escogiste ser salvo, eso es privilegio del Señor, Él toco tu vida, Él te invito a venir a  El por fe; no por religión; no por miedo al infierno; no para creer que por ser un buen creyente le agradas a Él…  y ¡si! debes agradarle, pero es aun algo más grande.
·       es fe inquebrantable,
·       es fe que te separa de la vida mundana,
·       es fe que te une a confiar completamente en Él pase lo que pase;
·       es fe que te hace dar testimonio de Jesucristo en todas las áreas de tu vida;
·       es fe sacrificial;
·       es fe que sirve, pero sobre todo…
·       es fe que lleva a otros a confiar en Dios, como tu y yo lo hemos hecho. 
Y la fe es cambio, un cambio que se produce de adentro hacia fuera, y la fe se evidencia al mundo con tu manera de vivir el evangelio de Cristo.  Es fe que discípula a otros para que ellos sean piedras, ladrillos, que como tu y yo nos unimos a la iglesia, el cemento que nos une son los dones que se usan para el ministerio o el servicio en el cuerpo de Cristo.
Pastor, líder, ¿Estás construyendo correctamente?¿Con qué materiales construyes tú? ¿Te has preparado para construir bien? Esfuérzate para ser un obrero aprobado, que maneja bien la Palabra de verdad.  Pablo nos deja un mensaje en 2 Timoteo 1-15 que era su ideal para Timoteo, su pupilo, comienza el pasaje con la palabra “esfuérzate” y concluye en el versículo 15 con la palabra “diligente”.  Esfuerzo (Arrojo, Atrevimiento, Voluntad, Carácter, etc.) y diligencia (actividad, prontitud, celeridad, urgencia, etc.)  son los mejores materiales que puedes usar para construir la iglesia ideal, donde el modelo es Jesús. 

La Iglesia modelo de Jesucristo se construye
para ser aprobado en la inspección

Habrá un día en el que se inspeccionará la obra de todo trabajador. En ese día, quedará muy claro qué tipo de materiales usaste para construir. El verso 13 de 1 Corintios 3 nos dice que en un día el fuego probará la obra de cada uno[6].  Esta no es una prueba para salvación. Sabemos que nuestra salvación depende del Espíritu Santo, al convencernos de Pecado nosotros tomamos la decisión de aceptar o rechazar la salvación en Cristo. Si tienes la salvación, ella no se prueba, la tienes y punto. La prueba de fuego de la cual habla el apóstol aquí es una prueba para recompensas. El buen constructor será recompensado. El que ha construido con materiales de baja categoría, en cambio, escapará como quien se escapa de un incendio. Permanece vivo, pero pierde todo lo que pensaba poseer.

El edificio de Dios es muy particular, fíjate en esto pastor, en 1 Pedro 2:4-5 tenemos una preciosa pista que nos deja el Espíritu Santo inspirador de las escrituras y dice: (4) Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, (5) vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.  Pregunto ahora yo y espero respuesta de ti ¿qué es lo que dice este pasaje que formará el edificio de Dios sobre la piedra fundamental que es Jesucristo?  tu respuesta debe ser:  personas, gente, individuos, sujetos, humanos, como quieras llamarles… esto nos dice que entre los materiales de “…oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca…” hay personas que deben ganarse con el evangelio, y ser preparadas por el pastor y los lideres del Cuerpo de Cristo para que la iglesia local se fundamente y se levante como edificio espiritual que dará gloria al Todopoderoso Creador, además los dones estarán presente para la construcción del edificio, leamos Efesios 4:11-12 “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,” esos hombres que reúnen esas condiciones son y han sido el regalo de Dios para su Cuerpo, la iglesia de Jesús, esos son los lideres que Dios llama, forma y capacita y los entrega como dones a su pueblo para ser perfeccionado para la obra del ministerio; Vuelve a hablar la Biblia aquí de edificación del cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, y el cuerpo de Cristo se edifica con personas que sirven en ese cuerpo, y que representan para Dios lo más valioso que se coloca sobre el fundamento, la gente por la cual murió el Señor.

¿Cómo quieres que emerja tu obra de construcción en aquel día? ¿Qué quieres que se diga de ti en aquel entonces? Recuerda que habrá una inspección, y el inspector lo sabe todo. Quizás puedas engañar a muchos con una buena apariencia, pero en ese día se revelará la verdadera calidad de la construcción que tu y tus lideres, querido pastor, deberán haber preparado.

Los países de este mundo compiten por construir los rascacielos más altos. Por años, los Estados Unidos tenía el edificio más alto con la Torre Sears en Chicago, Illinois, hoy llamada Willis Tower, y que durante veinte años fue el edificio más alto del mundo.  Este rascacielos mide 442 metros de alto (sin incluir sus grandes antenas sobre su techo). Luego, Las Torres Petronas en Kuala Lumpur, Malasia lo rebasó con 451.9 metros de alto, 88 pisos habitables y un área de 395.000 metros cuadrados, pero no por mucho tiempo, pues en Taiwan se construyó el edificio habitable más alto (508 metros) del mundo que está localizado en Taipéi Taiwán. Sin embargo, un nuevo rascacielos en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) El Burj Khalifa, es el edificio más alto del mundo, tiene más de 160 pisos, y tiene 828 metros de altura. Es fantástica la carrera de los hombres hacia el poder, la fama, para impresionar y ser los primeros siempre en acercarse al cielo como en Babilonia[7], no obstante, mientras los hombres tratan de llegar más y más cerca del cielo, nosotros hemos sido llamados a construir el edificio más importante y más duradero del mundo - la Iglesia de Jesucristo. ¿Sobre qué fundación estás construyendo? El único fundamento sólido es Cristo.

Pastor ¿Estás construyendo con los mejores materiales? Recuerda que habrá un día de inspección. Mi deseo es que cada uno de nosotros como lideres oigamos que el SEÑOR diga a sus ovejas, en ese día: Bien hecho, buen siervo y fiel; entra al gozo de tu Señor, porque sus pastores usaron lo mejor en cuanto a los materiales que completaron la obra.  Dios te bendiga.

Bajar contenido en PDF

[1] María como imagen y modelo de la iglesia: Catequesis Misterio de la Iglesia. Miércoles 23 de octubre de 2013. Por: SS Francisco | Fuente: Catholic.net:  https://es.catholic.net/op/articulos/50068/cat/732/11-maria-como-imagen-y-modelo-de-la-iglesia.html#modal
[2] De la Constitución Lumen Gentium y que dice: “Como ya enseñaba San Ambrosio, la Madre de Dios es figura de la Iglesia en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta unión con Cristo” (n. 63).
[3] Palabras más o menos que se interpreta de lo que este autor escribió de forma literal: “María se une a su Hijo en el martirio del corazón y en la oferta de la vida al Padre para la salvación de la humanidad. La Virgen hizo proprio el dolor del Hijo y aceptó con él la voluntad del Padre, en aquella obediencia que trae fruto, que trae la verdadera victoria sobre el mal y sobre la muerte.”
[4] Mateo 16:16 – “Simón Pedro respondió: «¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!»”
[5] Efesios 4:8-13 – “Por esto dice: «Subiendo a lo alto, llevó consigo a los cautivos, Y dio dones a los hombres.» Y al decir «subiendo», ¿qué quiere decir, sino que también primero había descendido a lo más profundo de la tierra? El que descendió, es el mismo que también ascendió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo.  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,  hasta que todos lleguemos a estar unidos por la fe y el conocimiento del Hijo de Dios; hasta que lleguemos a ser un hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”
[6] 1 Corintios 3:13 “… su obra podrá verse claramente; el día la pondrá al descubierto, y la obra de cada uno, sea la que sea, será revelada y probada por el fuego.”

[7] Genesis 11:4 “Luego dijeron: «Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra”.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Navidad según Juan (Juan 1:1-14)

  Juan 1:1-14   Mateo y Lucas escribieron acerca de los sucesos que rodearon el advenimiento del Mesías, antes, durante y después de nacer. Pero Marcos comienza sus escritos narrando el inicio del ministerio de Jesucristo, él escribe sobre Juan el Bautista con su mensaje y el bautismo de Cristo.   Juan inicia en su evangelio, en los primeros 14 versículos escribe el cuadro completo del plan de Dios para salvar a la humanidad de su pecado.   Juan destaca en esos versículos la eternidad y divinidad de Cristo, la visión de Dios al enviar a Su Hijo, y la misión de Cristo, el Hijo de Dios.   Falta una semana para la navidad, fecha donde supuestamente pensamos que Jesús nació; pero indiferentemente a eso lo más importante es analizar el porque de la navidad en el plan de Dios con el hombre y la mujer.     Hay aspectos relevantes que deben tomarse en cuenta para responder a la pregunta que la mayoría del hombre común se hace en relación a este hecho: ¿ Por

DIOS EN ESENCIA - Filipenses 2:13 -

Trataré aquí sobre los atributos y la naturaleza del Creador que están contenido en Filipenses 2:13, y basado en ese texto, hagamos una pregunta ¿Cómo es la Esencia de Dios que mora en mi vida?.    Dios ejerce en cada uno de sus hijos la acción de madurarlos desde su conversión en el primer día, hasta la plenitud del día de Jesucristo (Fil. 1:5, 6 “ 5 …por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; ), con este pasaje Pablo está instándonos a tener confianza, ya que Dios por medio del Espíritu Santo nos hace madurar paso a paso hasta el final. Ahora con Filipenses 2:13: “… porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” , retoma la idea, y ahora se trata de una acción de Dios en el creyente, que es: 1.      en primer lugar , la convicción de la salvación, que viene del escuchar la Pal

La Iglesia en Su Regreso Apoc. 21:1-3

Para introducir este artículo quiero refrescar lo que vio el apóstol Juan en Patmos, cuando Jesús le revelaba la profecía apocalíptica; es en el capitulo 21 versículos 1 al 3 del libro de Apocalipsis o Revelación. Juan, el apóstol, narra su visión en Apocalipsis 19:6-7 diciendo: “ …oí una voz que parecía el rumor de una gran multitud, o el estruendo de muchas aguas, o el resonar de poderosos truenos, y decía: «¡Aleluya! ¡Reina ya el Señor, nuestro Dios Todopoderoso! ¡Regocijémonos y alegrémonos y démosle gloria! ¡Ha llegado el momento de las bodas del Cordero! Ya su esposa se ha preparado ”, También dice Juan que vio un cielo nuevo y una tierra nueva, pues ya el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Juan dice que vio también la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo donde vive Dios. El en esta visión observó que la ciudad parecía una novia vestida para su boda, lista para encontrarse con su novio. Y también oyó el apóstol