Ir al contenido principal

Entradas

    TE INVITAMOS A COMPARTIR NUESTRO  MINISTERIO MANTEQUILLA Y MIEL    MÚSICA PARA ADORAR, DEVOCIONALES, ORACIÓN, INFORMACIÓN MISIONERA Todo esto por la Web y en nuestro App para Adroid      

La Casa del Alfarero

  En la Casa del Alfarero h ay Transformación Excelente (Parte 1)   En la Casa del Alfarero es donde experimentaremos la transformación de nuestra espiritual, de nuestra vida personal que incluye nuestra familia, nuestra relación matrimonial, nuestras amistades, nuestro trabajo, nuestra iglesia, etc…   La cita bíblica en 2Cor. 3:17-18 en la versión NVI dice así:   “ Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu.”; y en 2Cor. 4:7 “ Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros .”.   En la versión RVA dice “ Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.     Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta

(07) Otra Oportunidad --- Juan 21:15-19

  Pedro en los siguientes dos días después de la crucifixión de Jesús vivió en estado de confusión. Sólo Juan presenció la crucifixión. Pedro prefirió sentirse a salvo en su casa o quién sabe donde. A salvo de todo, menos de su vergüenza y del temor.   La primera noticia que Pedro recibe estando oculto, fue la de María que le dijo que el cuerpo de Jesús había sido robado. Corrió hacia la tumba. Juan, por ser más joven, llegó antes. Al mirar la tumba vacía Pedro deseaba ser como Juan, cuyos ojos reflejaban su fe. ¡Él creía que Jesús había resucitado! A pesar de que el anhelo de Pedro era ese, seguía avergonzado y temeroso.   Por supuesto, ¡Jesús había resucitado de la muerte! En las dos primeras ocasiones en que El se apareció delante de todos, el corazón de Pedro estaba confundido. Por un lado, el Señor estaba vivo y era un tiempo de regocijo. Por el otro, él le había fallado y probablemente se preguntaba ¿me perdonará?   Días después de sus primeras dos

(6) Reecuentro con la Fe --- Lucas 24:13-40

  La confusión reinó al día siguiente de la muerte del Señor Jesús, ya estaba sepultado y con esto, también estaba sepultada la esperanza de los discípulos; silencio, dudas, preguntas mudas.   Sus discípulos estaban escondidos, talvez en el mismo aposento donde Él les compartió la Pascua, donde instituyó el Memorial, donde lavó los pies de ellos.   ¡Pero el primer día!   ¡La noticia!   ¡Han robado el cuerpo del Señor!...   Las mujeres viven una especial experiencia con ángeles, y María de Magdala la vive con el mismo Jesús resucitado, ¿…mujer, porque lloras?......   Ahora, parece que hay más confusión, más dudas, más angustia.   Dos de los discípulos, determinan huir de todo aquellos, haciéndose preguntas existenciales por el camino que iba de Jerusalén a la población de Emaús---   Quizás se decían “Si en verdad resucitó ¿porqué no se presentó entre nosotros?   EN EL CAMINO DE LA HUIDA   Cuando se es niño la fe es mucho más real, es totalmente creíble.   El niño por natu